Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :
¡ Alerta !

Estas utilizando un bloqueador de anuncios. Para poder ver el contenido de la página, por favor desinstale el bloqueador de anuncios. Gracias por tu compresión!

Juan Ramón Díaz Rodríguez (J.R. Díaz) – Kabbalah: Sueños de una bestia

/
/
/
744 Views

Juan Ramón Díaz Rodríguez (J.R. Díaz)

Nacido el 13 de agosto de 1991 en Ciudad Madero, este escritor mexicano posee un grandísimo talento. Huérfano de madre a la temprana edad de 9 años, su padre, Juan Ramón Díaz Zurita, se hizo cargo de su educación y cuidado en medio a las adversidades, por lo cual J.R. Díaz le está profundamente agradecido. Profesor de inglés e ingeniero de Geociencias, no ha dudado en perseguir y hacer realidad su sueño: convertirse en escritor y sorprendernos con su increíble imaginación.

Juan Ramón se inspiró en sus experiencias personales y las personas que lo rodeaban

La inspiración le surgió a través de las distintas experiencias y personas que conoció a lo largo de su vida. Cómo él mismo afirma, no existen las coincidencias, ya que todas y cada una de ellas le han regalado una parte de su alma y conocimiento, convirtiendo a J.R. Díaz en la persona que es

 hoy en día. Si bien es imposible destacar entre tanta gente que ha influido su modo de ser, J.R. Díaz guarda un afecto especial hacia su padre, sus abuelas y sus tías, especialmente su tía Patricia Rodríguez Neri, por ayudarle a enfrentar el miedo. De él aprendemos que el miedo está ahí, esperando y acechando el momento idóneo para atraparte e inmovilizarte. Enfrentándolo, J.R. Díaz lucha con todas sus fuerzas para seguir adelante, convirtiendo esta pasión en la belleza de vivir. Agradecido, les rinde tributo a todas las personas que le apoyaron en cada una de sus decisiones y a seguir adelante, con la cabeza bien alta y tratando de mejorar día tras día.

La escritura le ayudaba a vencer sus miedos

J.R. Díaz nos contó que durante su infancia creció sin la mayoría de sus dientes. Eso hacía que tuviera miedo de relacionarse con las personas o incluso hablar con alguien, ya que siempre al intentar hacerlo se burlaban de él sin antes conocerlo. Su refugio fueron las historias que escribía para escapar de su realidad. J.R. Díaz descubrió que escribir le daba la libertad de compartir sus pensamientos con alguien sin el temor a que se riesen de él.

J.R. Díaz nos describió cómo su maestra de tercer año le había propuesto un trato: debía escribir un cuento para un concurso de escritura o de lo contrario suspendería el curso. Ilusionado ante esta perspectiva, J.R. Díaz guardó el dinero que tenía para comprar la comida de ese día para poder acceder a un cibercafé en el que escribir el cuento, al que tituló “Errores del destino”.

Mientras lo hacía, el miedo, la impotencia, el dolor y la tristeza se desvanecieron de golpe, mostrándole un nuevo mundo que, explotando dentro de su mente, se adentraba en lo más profundo de su ser permitiéndole crear su historia. Tras una semana, le sorprendió una llamada telefónica donde le anunciaban que había recibido el segundo premio del certamen.

Su principal motivación para escribir es que le permite despertar en un mundo donde la historia llegue hasta los rincones más remotos. Por medio de esta historia, J.R. Díaz espera enamorar a la gente en la trama y descubrir que a pesar del dolor y sufrimiento que uno reciba en la vida, siempre habrá una oportunidad para ser feliz.

Una experiencia inolvidable que le cambió la vida para siempre

Una de las razones por las que decidió realizar este sueño fue por lo que le sucedió. En el verano del 2013 fue asaltado y retenido en contra de su libertad por un par de horas. Le habían confundido con otra persona. Al percatarse de que era la persona equivocada, le dijeron que le ejecutarían rápido y sin dolor debido a que ya había visto sus rostros. Ahí estaba, esperando morir y pensando que lo haría sin siquiera haber luchado por sus sueños. Lo último que recuerda fueron risas y su cuerpo tirado en medio de una avenida. Le habían dejado ir, tenía otra oportunidad. Sin embargo, aún tenía miedo. Trabajó arduamente para ser el mejor. Pero ¿el mejor en qué? ¿El mejor para realizar el sueño de otra persona?

En junio de 2018 tomó la decisión de hacer su sueño realidad.  Renunció a su empleo en Ciudad de México y se fue a la aventura. Tenía un plan y lo llevaría a cabo. Trabajaría durante seis meses en Vancouver (Canadá) y ahorraría lo suficiente para poder llevar a cabo su sueño.  Y así fue. Pasaron los meses y regresó a México. Se encerró en un departamento, se desconectó del mundo y de todo a su alrededor. Permitió que la locura y pasión desenfrenada controlara su ser, a su manera. Escribía de día, de noche y de madrugada. Incluso había días que omitía comer o cuidar de su higiene personal por continuar escribiendo. Hasta que un día, al tercer mes de encierro, lo había conseguido.  Acababa de nacer Kabbalah: Sueños de una bestia y el mundo de NUCA (Naciones Unidas de Centroamérica) que publicará próximamente con la editorial Rincón del Lector. Una mezcla de ciencia ficción, aventura y horror con la que desea que el lector piense que de verdad pasó tal cual se narra descubriendo, al igual que los personajes de Kabbalah, que a pesar del dolor y el sufrimiento que uno reciba en la vida siempre habrá una oportunidad para ser feliz.

¡Mántente al día de sus últimas novedades siguiéndole en su página de Facebook!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

This div height required for enabling the sticky sidebar

Publicidad